Familia democrática

Aquí la familia comparte deberes y responsabilidades de común acuerdo. Si bien es cierta que la autoridad es ejercida por el padre y la madre, esta autoridad no es impositiva ni complaciente, es producto del sano entendimiento con los hijos a los que se les valora en sus inquietudes y sentimientos. Se les corrige en la medida en que, también, se les apoya; el sentido de la cooperación se da en todo momento en el seno de la familia. Cada uno tiene su responsabilidad de acuerdo a su capacidad y a la edad que tiene.

En este sentido la familia democrática realiza los fines para los cuales se ha constituido el grupo. Las órdenes se dan con firmeza, pero, igualmente se retribuye con cariño; se inculcan valores, como el respeto, la solidaridad, la justicia, etc., que están en función a lo que se da en la colectividad. El padre y la madre dan ejemplo en el trabajo incentivando, con ello, a los hijos; se asumen responsabilidades, se busca el cuidado de la salud y, sobre todo, se cultiva el sentimiento del amor y el vínculo fraterno en todo el grupo familiar. Es un tipo de familia al que todos debemos de apuntar para constituir, sólidamente, este núcleo de la sociedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Más Información en: Carpeta Pedagógica

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Buscador

Cargando...